Skip to content

Cuarta Edición Revista Oikonomics de los Estudios de Economía y Empresa

23 Desembre 2015

Hola,

Nos hace mucha ilusión presentarte el 4 número de nuestra revista Oikonomics. Como sabes, cada una de las dos ediciones anuales de Oikonomics tiene como eje central un dossier monográfico que, esta vez, coincidiendo con el 20 aniversario de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales lo dedicamos a esta materia.

Bajo el título “Prevención de riesgos laborales: tendencias en tiempos de crisis” presentamos las aportaciones de varios expertos colaboradores de la UOC en el ámbito de la prevención de riesgos laborales, incluyendo temas como la influencia de la crisis en la accidentabilidad , la contabilidad de los costes accidentales, el liderazgo y la excelencia empresarial en cuando afectación sobre la prevención, aspectos de la prevención relacionados con el teletrabajo o la seguridad vial.

La elección de estos temas responde a la voluntad de tratar temas de especial relevancia en la gestión del día a día de la prevención, tratando temas relacionados con la prevención de riesgos laborales, a menudo menos conocidos.

Asimismo, y como en las ediciones anteriores, en esta cuarta también encontrarás tanto la sección de Trabajos Finales como la sección de Miscelánea.

Puedes acceder a la revista haciendo click aquí.

Deseamos pues, que te resulte interesante este nuevo número de Oikonomics, la revista de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, y que encuentres estimulando la lectura de los artículos que contiene.

agua revista oiko

Recuperar (o no) la ilusión

24 Novembre 2015

Adjuntamos artículo publicado en el suplemento + valor del Periódico de Cataluña el martes 24 de noviembre, donde reflexionamos sobre la próxima cita electoral.

Es probable que la proximidad entre la celebración de las elecciones generales del 20D y la llegada de sus Majestades los Reyes Magos pueda hacer confundir a más de un ciudadano el sobre de su voto con el sobre de su carta de deseos, pero en ambos casos esperará que las ilusiones depositadas en ellos lleguen a cumplirse.

Dicen que los Reyes de Oriente son muy sabios y tienen claro los regalos que pediremos aunque no escribamos la carta, por analogía (y ojalá que por sabiduría) seguro que los políticos también saben cuáles son los principales asuntos a resolver, las grandes cuestiones estructurales, sin necesidad que las repitamos una y otra vez. La gran diferencia es que mientras los Reyes harán lo posible por satisfacer nuestros deseos, porque comparten el objetivo sea cual sea el Rey preferido; los partidos políticos anteponen sus deseos particulares al objetivo común y acaban generando desilusión.

Visto así, y teniendo que elegir entre muchos posibles, los mejores regalos que podría recibir la economía española serían: abordar con amplitud de miras la imprescindible reforma del sistema educativo, analizar con la máxima urgencia y sensibilidad un mercado de trabajo que arroja cifras alarmantes, promover las circunstancias para que nuestro tejido empresarial pueda ser competitivo, y afrontar con rigor y seriedad las reformas que necesita el sector público para ser sostenible, garantizando la supervivencia del Estado del Bienestar al mismo tiempo que recauda los ingresos necesarios mediante un sistema fiscal eficaz, eficiente y equitativo.

En nuestra carta a los Reyes Magos no basta con escribir frases bonitas para agradarlos, hay que apuntar datos concretos para que tengan claro que nos referimos a nosotros. Con nuestros deseos para la economía española pasa lo mismo, hay que aportar cifras para que entiendan la importancia de recibir los regalos y la gran relación que hay entre ellos.

Hace falta reformar el sistema educativo porque tenemos una población dual, en la que un 45 por ciento de personas sólo tiene estudios obligatorios (28% de media en la UE) y un 31 por ciento de la población tiene estudios universitarios (25% de media en la UE), lo cual está generando situaciones de infracualificación en los primeros, sobrecualificación en los segundos y frustración en todos. Además, nuestras tasas de abandono son mucho mayores que las que presentan los países de nuestro entorno, más de un 24 por ciento de los jóvenes ni han completado estudios posobligatorios ni están estudiando, una tasa que dobla la media de la UE. Si como decía un experto en educación “una nación con un buen sistema educativo no fallará nunca”, es normal que a la vista de los datos nuestra economía falle tanto.

Por desgracia, en el mercado laboral tenemos muchos datos que permiten identificarnos con facilidad, según la oficina de estadística de la Unión Europea, la tasa de paro (21,6%), la tasa de paro juvenil (51,7%), la tasa de paro de larga duración (12,5%), y la tasa de temporalidad de la economía española (25%, aunque ha llegado a ser del 33%) doblan las tasas medias de la UE; ese mercado convive a su vez con una economía sumergida que supera el 20 por ciento del PIB.

Respecto al tejido empresarial, el 94 por ciento de las empresas españolas, algo más de 2.000.000 de ellas, tienen entre 1 y 9 trabajadores; y tan sólo el cinco por ciento (unas 100.000 empresas), tienen entre 10 y 49 trabajadores; esta reducida dimensión empresarial dificulta la competitividad, la generación de empleo, las mejoras del capital humano y organizativo, la captación de inversión, la innovación y la internacionalización. Facilitar y promover el crecimiento del tamaño empresarial debe ser una prioridad.

En el caso del sector público los datos tampoco nos dejan indiferentes, los niveles de gasto público (44 por ciento del PIB) no están muy alejados de la media europea (48 por ciento del PIB), pero para financiarlos disponemos de un sistema fiscal con escasa capacidad recaudatoria a pesar de que las principales figuras impositivas tienen tipos impositivos elevados en comparación con otros países. Esta distorsión es consecuencia de un sistema mal diseñado, con multitud de exenciones y/o deducciones y un elevadísimo fraude fiscal. El resultado de este panorama es triple: imposibilidad de financiar las necesidades de gasto que requiere el mantenimiento del estado del bienestar, falsa impresión que la presión fiscal de la economía española es baja, y necesidad de recurrir a un endeudamiento extraordinario que sitúa el nivel de deuda pública próximo al 100% del PIB, con un coste en el pago de intereses que en 2016 alcanzará los 33.000 millones de euros. Sin una reforma en profundidad y la misma miopía, la solución continuará siendo recortar el gasto y aumentar los impuestos (aunque en campaña electoral prometan lo contrario).

Disponer de éstos cuatro regalos y “saber jugar” bien con ellos, nos permitirá afrontar los retos que plantea la economía del conocimiento con más garantías de éxito, sería además la demostración que hemos aprendido la lección de la crisis, dejamos de pedir regalos superfluos y asumimos nuestro papel de consumidores, ciudadanos, estudiantes, profesionales, empresarios y políticos responsables.

Los Reyes Magos tienen la costumbre de dejarnos un trozo de carbón para recordarnos la importancia de la mejora continua y alimentar la esperanza que seamos mejores personas, por suerte para los políticos (y las reservas de carbón), trasladar esa tradición a las elecciones daría nuestro voto por nulo.

 

agua y carbón

Escàndol Volkswagen: Òxid nítric o diòxid de carboni, una diferència rellevant

20 Octubre 2015

Escàndol dels motors trucats

Una de les notícies que més portades ha ocupat als diaris a les darreres setmanes ha estat l’escàndol de la multinacional Volkswagen amb l’afer del motors trucats. Inicialment, a la premsa es va dir que les emissions reals de CO2 (diòxid de carboni) d’alguns dels seus vehicles eren superiors a les oficials. No obstant, en els darrers dies, després de reunir-se el ministre Soria amb la multinacional, aquesta sosté que les emissions afectades pel frau són les de NOX (òxid nítric) i no les de CO2.

Aquesta diferenciació es molt important ja que, com s’ha dit a la premsa, les ajudes del pla PIVE atorgades pel govern als darrers anys tenien com a un dels seus principals requisits que les emissions de CO2 dels vehicles venuts no superessin uns determinats límits. En canvi, el fet que els emissions de NOX siguin més o menys elevades no afectava a la concessió d’aquestes ajudes.

Impost de matriculació

No obstant, no són només les ajudes del pla PIVE les que estan en joc. La quota a pagar per Impost Especial sobre determinats Mitjans de Transport (també denominat Impost de Matriculació), que el titular d’un vehicle ha de satisfer quan el matricula, també ve determinada pel nivell d’emissions de CO2 dels vehicles.

A l’hora de liquidar l’Impost de Matriculació, molts dels vehicles afectats per l’escàndol es van declarar amb unes emissions de CO2 inferiors a 120 g/km o d’entre 120 i 160 g/km, i en aquests casos el tipus de gravamen a satisfer és del 0% del preu satisfet a la compra, en el primer cas, i del 4,75% en el segon cas. No obstant, si les emissions a declarar haguessin estat superiors, el titular del vehicle s’hauria vist obligat a tributar a un tipus de gravamen de fins el 14,75% (tipus aplicable per a emissions de CO2 superiors a 200 g/Km).

Així doncs, en aquest darrer supòsit, en un vehicle de 20.000 euros de preu de compra, per exemple, l’impost a satisfer podria haver arribat a ser de 2.950 euros. Això dona una idea de la repercussió que tindria el fet que finalment es descobrís que les emissions de CO2 declarades per aquests vehicles en els darrers anys no hagin estat les correctes i dels diners que l’erari públic podria haver deixat de guanyar (a Espanya s’han venut més de 600.000 vehicles).

 Els compradors no es poden veure afectats

En qualsevol cas, encara que ens trobéssim davant d’aquest pitjor escenari (i que les emissions de CO2 també es veiessin afectades) els consumidors finals no es poden veure perjudicats: encara que ells són els subjectes passius d’aquest tribut, l’AEAT no els pot exigir que facin efectiu l’impost deixat d’ingressar i que encara no hagi prescrit (es a dir, el corresponent a les autoliquidacions efectuades en els darrers quatre anys).

L’impost de matriculació es calcula en funció de les emissions oficials de CO2 existents al moment de la matriculació. Així doncs, com que quan van d’adquirir el seus vehicles, aquests consumidors van declarar les emissions oficials existents en aquell moment, van actuar correctament. Per tant, acabi com acabi l’afer dels motors trucats, i siguin quines siguin les emissions reals de CO2, l’AEAT no pot exigir cap mena de responsabilitat als consumidors finals, que van adquirir els seus vehicle i van complir amb les seves obligacions tributàries de bona fe.

 

co2

Empresa responsable y sostenible

23 Setembre 2015

Adjuntamos artículo publicado en el suplemento + valor del Periódico de Cataluña el pasado martes 22 de septiembre, donde reflexionamos sobre la empresa en general, demandando que sea responsable y sostenible, y la empresa familiar en particular.

Empresa responsable y sostenible

Después de estos años conviviendo con la crisis económica, hay conceptos que la sociedad exige como respuesta y que deberían servirnos como guía para evitar caer de nuevo en los mismos errores y en las mismas malas prácticas: responsabilidad, valores, colaboración, solidaridad, cooperación, confianza.

En el ámbito empresarial, trasladar la aplicación de estos conceptos a su “modus operandi” representa apostar por un cambio de paradigma en la concepción de la empresa. Se impone la necesidad de que las empresas nazcan con vocación de ser responsables y sostenibles, propuesta que va más allá del desgastado concepto de Responsabilidad Social Corporativa y que suele concretarse en una respuesta reactiva de las empresas a través de los departamentos de comunicación.

Cuando hablamos de Empresa Responsable y Sostenible nos referimos a empresas responsables de su contribución a un cambio positivo en la situación económica, social y medioambiental de la sociedad que les rodea; apostamos por empresas sostenibles, porque su sostenibilidad contribuye también al fortalecimiento del entorno en el que operan y compiten, en términos de generación de renta, riqueza, ocupación, innovación y cohesión social. En suma, esta actuación responsable y sostenible les otorga mayor legitimidad ante la sociedad sin menoscabo de su condición de pieza fundamental en el sistema de mercado.

En la economía actual la empresa ya no sólo administra y gestiona de forma eficiente sus relaciones con clientes y proveedores con objeto de maximizar su beneficio, ahora resulta prioritario que construya relaciones generadoras de confianza y legitimidad con el entorno social en el que actúa. En la búsqueda de esa confianza, podríamos señalar cinco fundamentos que deben constituir la base de la empresa responsable y sostenible: sensibilidad hacia el entorno, cohesión y fuerte sentimiento de identidad y pertenencia, creación de valor, orientación al largo plazo y capacidad innovadora.

La empresa debe ser sensible al entorno, buscando permanecer en armonía con el entorno social que le rodea, adaptándose a los cambios que se van produciendo y evolucionando en consonancia. La empresa responsable y sostenible debe buscar una cohesión que se asienta en dos pilares: una visión compartida y unos valores compartidos. Una visión compartida que haga sentir a los empleados partícipes de un proyecto común, promoviendo su deseo de aportar su conocimiento y experiencia en beneficio de la empresa; y unos valores compartidos que actúan como la conciencia de la organización y que deben ser coherentes con el resto de fundamentos. La empresa debe ser creadora de valor, pero no como meta para garantizar un retorno a los accionistas, sino como medio para conseguir el crecimiento de la empresa y la mejora de la sociedad. La empresa debe tener un horizonte a largo plazo, la responsabilidad y la sostenibilidad deben ser procesos basados en el win-win: gana la empresa y gana el entorno porque los dos se necesitan, y las relaciones basadas en la colaboración necesitan tiempo. Como decíamos, si una empresa quiere mantener con su entorno una relación continuada, una de las bases fundamentales es la confianza, y ésta se construye y se consolida a través del beneficio mutuo que se genera a lo largo del tiempo. Como quinto fundamento, la empresa debe potenciar la capacidad innovadora. La innovación como generadora de creación de valor para la empresa y sus grupos de interés (“stakeholders”) es, sin duda, una de los motivos fundamentales por los que una empresa perdura en el tiempo, y una garantía para su sostenibilidad y la de su entorno.

En este nuevo paradigma empresarial que estamos observando, creemos que la empresa familiar puede y debe jugar un papel fundamental. Sus características o rasgos diferenciadores ponen de manifiesto su proximidad al concepto de empresa responsable y sostenible, puesto que la empresa familiar es un grupo de personas unidas por un origen común, que comparten la propiedad y la gestión de una empresa que es parte esencial de su identidad. Existe en ella un deseo y una voluntad de continuidad que se manifiesta en la transmisión de la empresa, su cultura y sus valores, a las sucesivas generaciones. Son un grupo de personas que para armonizar la relación entre familia y empresa deben crear lazos de confianza y un fuerte sentimiento de pertenencia, teniendo siempre presente la necesidad de ser fuente de riqueza, de preservar el patrimonio y de ser un factor de estabilidad y desarrollo en la economía y sociedad en la que está inmersa.

Por tanto, lo que para unas empresas puede ser entendido como la necesidad de un cambio de paradigma, para otras, las empresas familiares, forma parte de su ADN y merece ser destacado.

 

agua_es_vida

Tercera Edición Revista Oikonomics de los Estudios de Economía y Empresa

8 Juny 2015

Nos hace mucha ilusión presentar el número 3 de nuestra revista Oikonomics. Como sabes, cada una de las dos ediciones anuales de Oikonomics tiene como eje central un dossier monográfico que, en esta ocasión, dedicamos a la Unión Europea: el análisis de algunas de sus realidades y retos de futuro.

Para ello hemos recogido las aportaciones de seis expertos, los cuales analizan algunos de los aspectos vinculados a los desequilibrios estructurales de la Unión Europea, incluyendo temas como los de la convergencia en productividad, las políticas de I + D, el comercio con terceros países, el grado de competencia en los mercados de utilities, la transformación energética o las reformas recientes en la gobernanza de la eurozona.

La elección de estos temas responde a la voluntad de alejarnos de los aspectos que en los últimos años han concentrado el foco de atención de los medios de comunicación, para centrarnos en otros elementos menos conocidos, pero que presentan una mayor capacidad explicativa de las causas “europeas” de la crisis.

Asimismo, y como en las ediciones anteriores, en esta tercera también encontrarás tanto la sección de Trabajos Finales como la sección de Miscelánea.

Puedes acceder a la revista haciendo click aquí

Deseamos pues, que te resulte interesante este nuevo número de Oikonomics, la revista de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, y que encuentres estimulante la lectura de los artículos que contiene.

agua europa

Conveni amb Andorra i efectes sobre les retencions

3 Juny 2015

Quan una empresa obté rendes a un altre país que no és el seu (dividends de societats en les quals participa, interessos de préstecs, cànons, ingressos per determinats serveis, etc.), el país en què es generen aquestes rendes sol obligar al empresari que les satisfà a practicar una retenció sobre elles (retenció que després ha d’ingressar a l’administració tributaria del país).

En aquests casos, el primer que cal fer es verificar si Espanya té subscrit un conveni per evitar la doble imposició amb el país en qüestió. El tipus de retenció aplicable dependrà de l’existència o no de conveni:

  • Si no existeix conveni, s’aplicarà el tipus de retenció que el pais de l’empresa pagadora hagi establert. Per exemple, si l’empresa espanyola és la pagadora i satisfà un dividend, segons estableix la llei de l’Impost sobre la Renda de No Residents (IRNR) , haurà de practicar una retenció del 20%, o si és un cànon, la retenció aplicable serà del 24%, (tipus exigibles al 2015).
  • En canvi, si existeix conveni, prevaldrà el que aquest disposi. Per exemple, si una empresa espanyola satisfà interessos a una empresa canadenca que li ha concedit un préstec, haurà de practicar una retenció del 15%, que és el tipus màxim que el conveni amb Canadà estableix per als interessos.

Nou conveni amb Andorra

Doncs bé, el cas és que, a principis d’aquest any, Espanya ha subscrit un conveni per evitar la doble imposició amb Andorra, que està previst que entri en vigor pròximament. Així doncs, en cas d’empreses espanyoles que realitzin operacions amb aquest territori, caldrà tenir en compte que les retencions que actualment son aplicables variaran un cop entri en vigor aquest conveni. Així, per exemple, entre altres canvis:

  • En la majoria de rendes satisfetes s’estableix un tipus de retenció màxim del 5%. Per tant, quan una empresa espanyola satisfaci un cànon a una empresa andorrana, només haurà de retenir-li un 5%, en lloc del 24% que actualment estableix l’IRNR.
  • Així mateix, els serveis prestats a Andorra deixaran d’estar sotmesos a la molt qüestionada retenció del 10% que actualment exigeix Andorra als empresaris estrangers que presten serveis a altre empreses d’aquest país. (A nivell internacional no és freqüent que es facin tributar les rendes empresarials, a no ser que l’empresari estranger que les percep tingui un establiment permanent al país de l’empresa pagadora).

Retencions recuperables

En qualsevol cas, sigui quina sigui la retenció aplicada, cal recordar que quan una empresa espanyola obté rendiments a l’estranger i suporta retencions, disposa d’un mecanisme que li permet recuperar-les, reduint la seva quota a pagar per l’Impost de societats (IS): la deducció per doble imposició internacional. Aquesta deducció evita que els rendiments obtinguts a l’estranger tributin dues vegades (al país d’origen i a Espanya), i el seu import està limitat al menor dels dos següents imports:

  • La quota íntegra derivada d’aplicar l’IS espanyol sobre aquests rendiments.
  • La retenció efectiva practicada a l’estranger.

Així doncs, la minoració en la disminució de les retencions aplicables en les operacions realitzades amb Andorra, gràcies a l’entrada en vigor del conveni, en la majoria de casos, no suposarà realment una disminució de la tributació de les empreses (en tot cas, el que suposarà serà un estalvi financer, derivat de no haver d’avançar impostos en el moment de cobrar les operacions realitzades). No obstant, caldrà veure com afecta a la recaptació global dels dos Estats, en especial a Andorra el fet de deixar de cobrar aquesta mena “d’impost popi” del 10% pels serveis prestats per empreses espanyoles.

Adjuntem el text del conveni entre Espanya i el Principat d’Andorra per evitar la doble imposició sobre la renda i prevenir l’evasió fiscal.

 

caldea-andorra-panoramica-noche

Tarjeta roja

27 Mai 2015

Adjuntamos artículo publicado en el suplemento + valor del Periódico de Cataluña el pasado martes 26 de mayo, donde relfexionamos sobre el negocio del fútbol.

Según publica la FIFA, existen cerca de 1.500.000 de clubs y 240 millones de jugadores de fútbol federados en todo el mundo que generan un negocio global de unos 500.000 millones de dólares. Según la RFEF, en España hay más de 20.000 clubs y unos 800.000 futbolistas federados, generando un negocio equivalente al 1,5% del PIB español. El fútbol europeo es el deporte más visto por televisión en todo el mundo, siendo el fútbol el deporte de equipo más popular en todo el mundo, con la excepción de EE.UU. Todos estos datos ponen de manifiesto que el fútbol es un deporte de masas bien situado en la industria del entretenimiento, pero las cifras económicas apuntan que, salvo contadas excepciones, no se trata de un buen negocio y para la mayoría de los clubs españoles se trata de un negocio ruinoso.

El balance de situación económico-financiero del futbol español elaborado por el Consejo Superior de Deportes y que analiza de forma conjunta a los equipos de Primera y Segunda división, muestra unas cifras que ponen los pelos de punta: el endeudamiento asciende a cerca de 3.500 millones de euros (2.900 millones en Primera y 550 millones en Segunda), de los que 2.000 millones son deudas que vencen en el corto plazo; al mismo tiempo, la deuda con la Hacienda Pública alcanza los 670 millones de euros, en gran parte culpa de la propia Administración que ha otorgado un trato de favor a los clubs que ya hubiera querido cualquier ciudadano o empresa para sí.

En las últimas 15 temporadas el resultado ordinario del ejercicio ha sido siempre negativo, tanto en la Primera como en la Segunda división, tan sólo gracias a los ingresos extraordinarios que generan las ventas de algunos jugadores se consigue alguna temporada un resultado positivo en las cuentas de la Primera División, mientras que la Segunda División incluso contemplando esos ingresos extraordinarios cierra las 15 últimas temporadas con pérdidas. Los derechos de televisión son la principal fuente de ingresos de los clubs, por encima de la recaudación de taquilla y abonados y de los ingresos por comercialización y publicidad, de ahí la importancia del recién aprobado Real Decreto-ley relativo a la comercialización de los derechos audiovisuales de las competiciones de fútbol.

Pero empecemos por el pasado, el origen de la mayoría de los males está en la famosa “Ley del Deporte” aprobada en 1990, que daba entrada a las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) con la pretensión de establecer un modelo de responsabilidad jurídica y económica en los clubs del fútbol profesional. El tiempo ha demostrado que esta figura se ha acabado convirtiendo en una pesadísima losa para la mayoría de ellos. La obligatoriedad de convertirse en SAD ha facilitado el lamentable hecho de que se apropien de instituciones deportivas y de su enorme legado histórico y social, a veces centenario, personajes indeseables, propietarios mayoritarios imputados o condenados por diferentes delitos, gestores y directivos derrochadores o especuladores y exóticos dueños que han hecho dejación de sus responsabilidades sin que nada puedan (o hayan querido) hacer las autoridades para apartarlos de su posición.

Como muestra de esta realidad, más de 30 clubs españoles han buscado el amparo de la Ley concursal aprobada en 2003 para facilitar la viabilidad de las empresas en dificultades. Clubs tan relevantes como el Sporting de Gijón, el Betis, el Málaga, el Recreativo, el Granada, el Cádiz, el Celta, el Rayo o el Deportivo. En muchas ocasiones este recurso se ha aprovechado para evitar el castigo deportivo del descenso automático, pero no para conseguir la ansiada solvencia. Si no se hubiera permitido esta artimaña de los clubs y se hubiera aplicado la Ley, la historia se contaría de otra forma.

Pero al igual que la aldea gala de Astérix, existe un club que resiste al fiasco del fútbol español y que debería servir de ejemplo y de referencia, se trata del Eibar. La economía del Eibar es de manual, el club no tiene un solo euro de deuda, no gasta más de lo que tiene, el día uno de cada mes ingresa puntualmente el sueldo a todos sus empleados, todas esas cosas que los clubs profesionales hace tiempo que dejaron de hacer. Como ellos dicen, se trata de una cuestión de ética, de poner la ética por encima de la ambición. Fácil de decir, pero difícil de seguir. Y eso habla no solo del fútbol moderno sino de la sociedad en general. Ejemplos como el Eibar es lo que la sociedad necesita: modelos que aplican los criterios de gestión empresarial más básicos y que llegan al éxito de una manera limpia. Como muestra, la ampliación de capital que la Ley del Deporte le obligó a realizar hace menos de un año, elevando su capital social de los poco más de 400.000 euros hasta los 2,1 millones de euros y que consiguieron gracias a la suscripción de 8.000 accionistas, evitando el “aterrizaje” de un accionista mayoritario que tanto daño ha hecho en otros casos. O el tan habitual recurso a la inyección de dinero público.

Y llegamos al presente. Con la aprobación del Real Decreto-ley 5/2015 el Gobierno confía en aportar soluciones al problema del fútbol por la vía del intervencionismo, implantando un modelo de venta conjunta de derechos y estableciendo un sistema de reparto de ingresos entre los clubs diferente. Las razones que esgrime son la relevancia social del fútbol y la supuesta ineficiencia del modelo de autorregulación actual. El tiempo dirá si estamos ante el definitivo gol por la escuadra a la crisis del fútbol español, o si ya es tarde para cambiar una dinámica muy viciada.

8852-futbolacuatico