Skip to content

CONDICIONES PARA SOLICITAR UN DESCUENTO EN LA FACTURA ELÉCTRICA EMPRESARIAL

23 febrer 2015

El 1 de enero de 2015, entró en vigor una modificación de la Ley de Impuestos Especiales, introduciendo tres nuevos supuestos, a los ya existentes (reducción química y procesos electrolíticos, procesos mineralógicos y procesos metalúrgicos), que permiten la reducción del 85% de la base imponible, del Impuesto Especial sobre la Electricidad, siempre que la energía eléctrica se destine a dichos usos.

Estos tres nuevos supuestos son los siguientes:

  1. Actividades industriales cuya electricidad consumida, represente más del 50 por ciento del coste de un producto.

A estos efectos, el coste de un producto se define como la suma de las compras totales de bienes y servicios más los costes de mano de obra, más el consumo del capital fijo. El coste se calcula por unidad en promedio.

  1. Actividades industriales cuyas compras o consumo de electricidad represente al menos el 5 por ciento del valor de la producción.

A estos efectos se entiende por:

“Valor de la producción”, estará constituido por el importe de la cifra de negocios, al que se adicionará la variación de existencias, de productos en curso y productos terminados.

En ambos casos, las “Compras o consumo de electricidad”, será el coste real de la energía eléctrica adquirida o consumida incluidos todos los impuestos, con la excepción del IVA deducible. El impuesto sobre la electricidad siempre formará parte de este coste, no ocurre lo mismo con el IVA, ya que es recuperable vía autoliquidación del impuesto, a no ser que se desarrolle una actividad que no permita la deducción del mismo, o de manera parcial (prorrata)

  1. Riegos agrícolas.

El impuesto sobre la electricidad, es un impuesto que soporta el consumidor final, ya se trate de una persona física, empresario individual o sociedad. Esta reducción de la base imponible, supondrá un ahorro directo para todas aquellas empresas industriales, en las que le coste eléctrico, suponga uno de sus principales gastos, que verán reducida su factura de electricidad..

Ejemplo:

Industria dedicada a la fabricación de hilados a partir de materias primas de algodón regenerado, cuyo volumen de operaciones en 2014, ha ascendido a 2.375.987€, y coste suministro eléctrico: 335.987€.

Este consumo eléctrico, representa un 14,14% de la cifra de negocios, por lo que, será de aplicación la reducción del 85%.

Tipo impuesto electricidad: 5,11269632%

Importe energía consumida previo impuesto: 319.644,55

Sin aplicar la reducción:

Aplicando reducción del 85%

Base Imponible

319.644,55

319.644,55

Base Liquidable

319.644,55

47.946,68

Cuota impuesto

16.342,45

2.451,37

Coste total suministro eléctrico

335.987

322.095,92

Ahorro anual en el coste del suministro eléctrico: 13.891,08

Supone un ahorro del 4,13% del coste por suministro eléctrico.

Procedimiento

Para beneficiarse de esta reducción, se deberá solicitar la inscripción en el registro territorial correspondiente a la Oficina Gestora de Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria correspondiente, que emitirá la tarjeta CIE (Código de la Identificación de la Electricidad).

Se deberá entregar una copia de la misma a la compañía eléctrica, para que aplique la reducción del 85%. En la solicitud, necesariamente, deberán figurar los siguientes datos:

  • Copia del modelo 036, recibo de IAE, o certificado de situación tributaria emitido por la AEAT, en el que figure la actividad de la empresa.
  • Datos de contacto.
  • Indicación del CUPS (Código universal de punto de suministro eléctrico), figura en la factura de electricidad. Se trata de un código de 20 o 22 dígitos, identifica de manera única la instalación del suministro eléctrico.
  • Memoria descriptiva, de la actividad e instalaciones, en la que figure el importe de la electricidad consumida en 2014, y sus justificantes (facturas). En dicha memoria, se debe justificar el cumplimiento de alguno de los requisitos de aplicación de la reducción.

Tanto la sociedad como sus administradores, deberán estar al corriente de obligaciones tributarias.

Durante los dos primeros meses de cada año natural, se deberá comunicar a la compañía eléctrica, y a la oficina gestora, la energía eléctrica consumida, y en su caso, el porcentaje definitivo de la electricidad consumida con derecho a reducción durante el año natural anterior De este modo se calculan las magnitudes definitivas, por si se debiera realizar alguna regularización, al no cumplirse, finalmente, las magnitudes exigidas.

agua y electricidad

Els comentaris estan tancats.