Skip to content

Cánones de procedencia extranjera pagados por un residente español

29 Juny 2011

Para abordar de forma integral la fiscalidad de los no residentes en España es necesario considerar los diferentes tratados y convenios internacionales que España tiene suscritos y están en vigor. La primacía de estas normas internacionales sobre el derecho interno español, comporta que el régimen fiscal aplicable a una situación concreta debe ajustarse a lo dispuesto en las mismas.

Los cánones procedentes de un Estado y pagados a un residente de otro Estado, pueden someterse a imposición en este último Estado (perceptor de la renta) ó, por el contrario, someterse a imposición en el Estado del que proceden (pagador de la renta) de acuerdo con la legislación de este Estado. En España, el Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de No Residentes (Real Decreto Legislativo 5/2004 LIRNR) establece que, como criterio general, la obtención de rentas en territorio español por un no residentes, queda sometida a tributación en nuestro país.

Para calificar las rentas como “obtenidas en territorio español”  el artículo 13 de la LIRNR establece, en función de su procedencia (trabajo personal, actividades económicas, intereses, cánones, dividendos, inmuebles y ganancias patrimoniales) unos criterios de conexión. Estos criterios de conexión o gravamen son los siguientes:

–          el lugar de situación del bien o de ejercicio del derecho

–          la residencia del pagador

–          la residencia del emisor

–          el lugar de realización o utilización

El criterio de residencia del pagador, o criterio de pago,  somete a gravamen en nuestro país a los rendimientos obtenidos por el no residente cuando son satisfechos por una persona o entidad que reside en territorio español, o por un establecimiento permanente situado en España. Este vínculo opera cuando se trata del pago de intereses, cánones u otros rendimientos de capital mobiliario. Se consideran cánones las cantidades satisfechas por el uso o la concesión de uso (no por la venta) de diversos derechos de la propiedad intelectual e industrial (como por ejemplo las patentes, los derechos sobre programas informáticos o los derechos de imagen).

Los cánones obtenidos por no residentes sin establecimiento permanente en España tributan con carácter general al tipo del 24%, salvo si existe Convenio de Doble Imposición suscrito por España, en cuyo caso habrá que estar a los tipos limite previstos en tal norma bilateral. Y cuando nos encontramos delante de cánones pagados a una entidad residente en la Unión Europea, estos tributan al 10%, siempre que se cumplan los demás requisitos previstos en la ley (art. 25.1.h LIRNR).

No obstante la Ley 39/2010, de 22 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2011 ha declarado renta exenta de tributación en el Impuesto sobre la Renta de No Residentes los cánones satisfechos a entidades asociadas. Así, a partir de 01.07.2011, los cánones satisfechos entre sociedades asociadas o vinculadas fiscalmente y establecimientos permanentes que residan en la unión europea, gozan de exención. La condición de sociedad «asociada» o vinculada viene determinada por una participación directa de una en otra, durante al menos un año ininterrumpido, de al menos el 25% del capital, o si una sociedad tercera dispone de dicha participación en el capital de ambas.

El tipo de gravamen que corresponda se aplica para determinar el tipo de retención que debe aplicar el pagador. La retención deberá ser ingresada en Hacienda y la empresa destinataria, en general, podrá recuperar esta retención a través de las deducciones por doble imposición que pueda aplicarse al liquidar el impuesto sobre beneficios en su país.

 

Els comentaris estan tancats.